Frais d'expédition € 12 | GRATUIT à partir de 99 €
0

Gastos de envío Península 3,99€
GRATIS a partir de 38€

¿Qué es el Zen?

El Zen es una escuela budista que surgió en la India con el nombre en sánscrito Dhyana que significa pensar o meditar.

Se extendió por China con el nombre de Chan y con el nombre de Zen en Japón debido a su pronunciación en estos idiomas.

Actualmente, la filosofía Zen es una corriente popular en el mundo occidental y abarca diversas prácticas y doctrinas.

En este artículo veremos los principios del Zen y cómo puede ser de ayuda para encontrar un estado de paz y tranquilidad.

ORIGEN DEL ZEN

El Zen es una práctica transmitida de maestro a discípulo que se remonta al despertar de Buda en la India. 

Llegó a Japón a través de la escuela budista Mahayana y su aspecto cultural y folclórico se extendió a occidente por su relevancia en las artes marciales, las ceremonias de té, el arte floral y los jardines japoneses.

La filosofía Zen se centra en la meditación. Al contrario que otras corrientes budistas, el Zen evita la dedicación a los textos y escrituras, y no contiene teorías metafísicas ni rituales. 

El Zen defiende que el despertar espiritual (samadhi) puede alcanzarse simplemente a través del Zazen.

Zazen significa meditar sentado y, para la filosofía Zen, es una práctica de autodescubrimiento que nos ayuda a vivir plenamente el momento presente y a alcanzar la tranquilidad.

Para realizar el Zazen, lo más habitual es adoptar la postura del loto. En esta posición las piernas se entrecruzan, la espalda se mantiene recta y se cierran los ojos.

A continuación, se dejan fluir los pensamientos sin aferrarse a ninguno de ellos. Simplemente según aparecen se dejan ir.

Se acompaña con una respiración lenta, suave y profunda que ayuda a relajar el cuerpo y sentirnos en paz.

La posición y la respiración son los elementos fundamentales del Zazen y se perfeccionan con el tiempo y con la práctica.

También existen otros elementos que pueden ayudarnos a conseguir ese estado de paz durante la meditación. Por ejemplo el autodiálogo donde nos concentramos en preguntas sin aparente sentido (conocido como koan) o la observación de espacios que emanan tranquilidad como un arroyo.

PRINCIPIOS DE LA FILOSOFÍA ZEN

Para entender la filosofía Zen podemos atender a varios principios que guían la búsqueda de la iluminación.

Tu experiencia es construida por tu mente

Según la filosofía Zen, las percepciones de nuestra mente crean nuestras experiencias

Por lo tanto, la forma en que elegimos, enfocamos y exploramos los pensamientos tiene un gran impacto en nuestra vida.

El concepto de uno mismo es una ilusión

Generalmente, definimos el «quién soy» con títulos, roles o trabajos que alimentan nuestro ego y se centran en cómo nos ven los demás.

En la filosofía Zen, es importante dominar la idea de uno mismo sin dejar que los aspectos anteriores influyan en quién eres.

Para ello el Zen se aleja de los dogmas y sistemas de creencias establecidos. Persigue la verdad en lugar de lo correcto.

Vivir una vida sin perseguir la verdad, deja de lado el mayor bien al que podemos aspirar. Es necesario crecer y pensar más allá de lo permitido por los dogmas y convenciones sociales. 

El último camino hacia la felicidad es el desapego

La falta de apego lleva a la tranquilidad. El Zen busca lo simple, tanto en las pertenencias como en las preocupaciones de la vida. 

Menos es más.

«Hacer» no es tan importante como simplemente «ser»

El Zen da importancia a la capacidad de no hacer nada. Sentarse y tranquilizar la mente. Y de esta forma conectar con uno mismo y con la vida.

La práctica de la meditación hace que te centres en quién eres en lugar de en lo que haces.

Puedes ser un observador objetivo de tu mente y tu vida. Ver tus pensamientos y decidir cuáles valoras. Aprender que no eres tus pensamientos y sentimientos sino el ser que los experimenta y decide cuáles valorar.

EN RESUMEN

La filosofía Zen es una escuela del budismo que proviene de la India.

Se diferencia de otras ramas en que se aleja de rituales y escrituras y reivindica que se puede alcanzar la iluminación a través de la meditación.

El Zazen es la principal práctica del Zen y consiste en la meditación sentado.

La práctica del del Zazen puede ayudarnos a:

  • Mejorar el estado de ánimo a través del entendimiento del «quién soy».
  • Darle más importancia al «ser» que al «hacer».
  • Vivir el desapego y apreciar lo simple, tanto en lo material como en lo inmaterial.
  • Adentrarnos en nuestros pensamientos, influir en la forma de ver la realidad, de pensar y actuar.
  • Desconectar y disminuir el estrés en busca de mayor paz y serenidad. 

Actualmente, podemos ver muchos de los principios de la filosofía Zen reflejados en hábitos y actividades cotidianas como el minimalismo o el mindfulness

Este tipo de prácticas te ayudará a vivir con mayor tranquilidad y a apreciar el momento presente¡Tu salud te lo agradecerá!


¿Te ha gustado el artículo? Únete a la tribu y estarás al día de nuestras publicaciones y descuentos especiales. ¡Ya somos más de 60.000!


¡Comparte este artículo, gracias!


La plus ancienne publication Publication la plus récente