Frais d'expédition € 12 | GRATUIT à partir de 99 €
0

Gastos de envío Península 3,99€
GRATIS a partir de 38€

6 ideas para reducir el estrés

Padecer estrés puede comprometer la salud a largo plazo. 

Afecta al descanso, no permite una buena recuperación del ejercicio, promueve mayores antojos con la comida y también afecta a nuestra conducta.

El estrés puede deberse a muchas causas como la presión en el trabajo, el agobio de una vida acelerada o la planificación de unas vacaciones.

Sea el motivo que sea, no siempre es fácil controlar nuestro entorno y la situación es susceptible de complicarse cada vez más.

Reducir el estrés de forma natural puede parecer una tarea imposible. Sin embargo, existen algunas acciones que puedes llevar a cabo y que vamos a revisar en este artículo. 

REDUCE EL CAFÉ POR CAFÉ DESCAFEINADO O TÉ

El café es una bebida con múltiples beneficios para la salud. Además, aporta una gran cantidad de antioxidantes que disminuyen el riesgo de mortalidad.

La cafeína es un estimulante pasivo presente en el café que suele causar algunas controversias.

Por sí misma, la cafeína aporta algunas de las ventajas de esta bebida, sin embargo, no todas las personas la metabolizan igual.

En estos casos, la cafeína añadida a unos niveles elevados de estrés puede aportar más perjuicio que beneficio y aumentar más aún los niveles de cortisol y adrenalina.

Esto no quiere decir que tengas que eliminar el café para siempre. Puedes simplemente reducirlo a la mañana o sustituirlo por café descafeinado o té.

Ten en cuenta que el café descafeinado reúne todos los beneficios del café excepto los de la cafeína.

SUSTITUYE LOS SNACKS AZUCARADOS POR OTROS RICOS EN PROTEÍNA

El estrés hace que el azúcar en sangre se desequilibre y aumente por acción del cortisol. Estas fluctuaciones constantes aumentan el apetito, especialmente de alimentos ricos en azúcar.

Para luchar contra ello, lo mejor es no caer en la tentación y elegir opciones ricas en proteínas y nutricionalmente equilibradas. ¿Has visto nuestras barritas

También tienes otras opciones como un yogur o un batido de proteína con fruta y frutos secos.

COME REGULARMENTE

Es bastante común saltarse las comidas cuando nos sentimos estresados ​​u ocupados.

Esto en principio no es malo. De hecho, siempre decimos que escuches a tu cuerpo. Comer cuando el cuerpo te lo pide.

Sin embargo, en los casos de estrés, la irregularidad en las comidas puede dar lugar a situaciones de hambre voraz difíciles de controlar, ante caprichos y comida procesada.

Por lo tanto, es una buena idea tener planificadas las comidas y siempre algún alimento sano a mano: fruta, frutos secos o comida en un tupper.

Además, asegúrate de incluir verdura y fruta que te aportarán las vitaminas, minerales y antioxidantes que necesitas.

Algunos suplementos que pueden ayudarte con el estrés son: el magnesio, los tés de hierbas y los aceites esenciales.

PRACTICA LA RELAJACIÓN

La relajación es una técnica psicológica que disminuye el estrés y favorece la recuperación física. 

La relajación la usamos cuando queremos calma, descansar o realizar una tarea que requiera tranquilidad.

Una técnica muy usada es el control de la respiración diafragmática. De forma lenta se inspira el aire por la nariz hacia el estómago y se expulsa por la boca. 

Con varias respiraciones conseguirás bajar tus niveles de cortisol y adrenalina.

MEDITA

La meditación te ayuda a desconectar la mente de la vorágine de pensamientos diarios. Esto le da un respiro a tu cerebro y favorece su relajación.

10 minutos al día de meditación es todo lo que necesitas para reducir el estrés y sentirte mejor. En este artículo puedes ver cómo obtener todos los beneficios de la meditación.

APAGA LA LUZ

Conecta con tus ciclos circadianos para favorecer el sueño natural. Cuando vaya anocheciendo, procura apagar las pantallas. La televisión, el ordenador y los móviles activan nuestro cerebro y envían señales informando que aún es de día. 

Esto mantiene a nuestro cerebro despierto y evita que entremos en un sueño profundo.

Así que no dejes para el final del día los correos electrónicos y las redes sociales.

EN RESUMEN

Ciertas ocasiones hacen que nuestros niveles de estrés se eleven por encima de lo normal.

No siempre es sencillo controlar estas situaciones y si se alargan en el tiempo pueden desembocar en un deterioro de la salud.

Aplica alguna de estas ideas para reducir el estrés de manera natural cuando lo necesites:

  • Reduce el café o sustituye por descafeinado o té.
  • Evita los snacks azucarados y prioriza los altos en proteínas.
  • Come con regularidad para evitar atracones.
  • Practica la relajación.
  • Medita.
  • Conecta con los ciclos circadianos.

Poniendo sólo un poco de esfuerzo, evitarás caer en los malos hábitos a los que conduce el estrés y podrás volver a tu vida normal cuando la situación se haya calmado.

Recuerda que el estrés en dosis adecuadas puede ser beneficioso. Es un proceso natural que durante años nos ayudó a sobrevivir. Sin embargo, el cuerpo humano no es capaz de mantener niveles crónicos y terminan perjudicando todo el organismo. 

Si notas que el estrés dura más de lo normal, combátelo y no te dejes llevar. ¡Tu salud te lo agradecerá!


¿Te ha gustado el artículo? Únete a la tribu y estarás al día de nuestras publicaciones y descuentos especiales. ¡Ya somos más de 85.000!


¡Comparte este artículo, gracias!


La plus ancienne publication Publication la plus récente