Frais d'expédition € 12 | GRATUIT à partir de 99 €
0

Gastos de envío Península 3,99€
GRATIS a partir de 38€

Leche y bebidas vegetales

Prácticamente todos hemos crecido disfrutando en nuestra infancia, aunque seguro que unos más y otros menos, de los vasos y tazones de leche. Por sus propiedades nutricionales se consideraba que la leche era un alimento imprescindible en las etapas de crecimiento y desarrollo de los más peques.

Pero desde hace ya algunos años su posición de «alimento rey» está siendo cuestionada. Y la realidad es que el consumo de leche ha descendido en España un 25% en los últimos 20 años. En algunos casos habrá sido por el aumento de la intolerancia a los lácteos y en otros por un simple cambio de gustos. Esto ha provocado la proliferación en el mercado de alternativas no lácteas.

¿Son imprescindibles los lácteos?

Más allá de gustos, lo que debemos saber en primer lugar es que los lácteos no son imprescindibles para gozar de buena salud. Una prueba de ello es que aproximadamente 3/4 partes de la población mundial son intolerantes en diferente grado a los lácteos, no pueden digerir correctamente la lactosa, y por tanto no consumen leche. Es decir, en todo el mundo solo una de cada cuatro personas tolera bien los lácteos.

mapa intolerancia lactosa

Otra pregunta recurrente es sobre la forma de obtener el calcio necesario para la salud de nuestros dientes y huesos, si no tomamos lácteos. Hay un sin fin de alimentos que contienen calcio y, además, de forma más biodisponible por lo que nuestro cuerpo es capaz de absorberlo mucho mejor. Es por ejemplo el caso del brócoli, los garbanzos o las almendras.

¿Como se llaman? ¿Bebidas vegetales o leches vegetales?

El mercado se ha adaptado ofreciendo un amplio abanico de bebidas vegetales como alternativa a la leche. La mayoría de estas bebidas vegetales están elaboradas a partir de semillas, frutos secos y granos. Como dato curioso, uno de los pioneros fue Henry Ford -el mismo de la famosa marca de automóviles- que en 1934 abrió con éxito la primera fábrica de leche de soja.

En muchas partes del mundo estas alternativas son denominadas «leches vegetales». Para algunos sectores, como el de la industria de los lácteos, ese nombre no es correcto ya que consideran que la leche es un producto que procede únicamente de los mamíferos.

Esto sería discutible, porque incluso el Diccionario de la Real Academia Española define leche en la tercera acepción como: «Jugo blanco obtenido de algunas plantas, frutos o semillas». No obstante, la normativa europea ha establecido que: «el término «leche» se reservará exclusivamente para el producto de la secreción mamaria normal, obtenido mediante uno o varios ordeños, sin ninguna adición ni sustracción». En España, solo se salva el caso de la leche de almendras, por tratarse de un nombre consagrado por el uso. La controversia está servida.

Bebidas vegetales más populares

Las bebidas vegetales ahora reinan en el mercado. Las puedes tomar solas, para acompañar a tu café o mezclar para hacer un batido. Aquí te dejamos algunas de las más populares:

  • Bebida de soja: Tiene alto contenido en vitaminas A y E, fitosteroles y en polifenoles. Tiene muchas ventajas nutricionales, proteínas y elementos antioxidantes.
  • Bebida de almendras: Es una de las que aporta menos grasas y carbohidratos. Pero a su vez, también, pocas proteínas. Si estás buscando cuidar el consumo de los primeros macronutrientes nombrados, debes estar atento a la lista de ingredientes del producto que compres ya que muchas están endulzadas con azúcar.
  • Bebida de avena: Es una bebida sencilla ya que su base es avena y agua pero al ser tan «simple», es común que las que encuentres en el mercado estén enriquecidas con otros productos para mejorar su textura. Más alta en carbohidratos pero con menos proteína que la leche de vaca.
  • Bebida de arroz: Es la mejor opción para las personas que sufren alergias, intolerancias lácteas, al gluten o a los frutos secos. Al igual que la de avena, es elaborada básicamente de arroz y agua -con espesantes en las versiones industrializadas- y es bastante alta en carbohidratos.

Y si buscas más cremosidad

Si bien estos sustitutos son la alternativa perfecta para muchas personas, otros prefieren algo más de cremosidad, tanto en el café como en otras posibles preparaciones. Si es tu caso, puede probar estas opciones:

  • Mantequilla: Preferiblemente mantequilla orgánica y nunca margarina. Tiene la capacidad de calmar el hambre y disminuir la respuesta del cuerpo a la cafeína. Es similar al popular Bulletproof Coffee, elaborado con café, mantequilla y aceite de coco.
  • Manteca de cacao: Si bien el cacao no sabe a chocolate, esta mezcla grasa con el café puede darle un cierto sabor al popular dulce.
  • Colágeno en polvo: La ventaja de este producto es agregarle más salud a tu café mañanero. Si bien no le aporta sabor, ayuda a proteger las articulaciones y huesos, además de mejorar la calidad de tus uñas y tu piel.

Justamente en Paleobull contamos con un producto que brinda todos estos beneficios: Elixir. Una mezcla de colágeno, triglicéridos de cadena media (TCM o MCT por sus siglas en inglés) y glicina. Estos ingredientes tienen la función de darle un empujón saludable a tu café o bebida favorita. ¡Y tu salud te lo agradecerá!

 

Foto jennyleenaguirre


La plus ancienne publication Publication la plus récente