Frais d'expédition € 12 | GRATUIT à partir de 99 €
0

Gastos de envío Península 3,99€
GRATIS a partir de 38€

¿Qué es la fascia muscular?

La fascia es un tejido conectivo que envuelve todas las estructuras del organismo para sujetarlas, darles forma y protegerlas.

Entre las fascias, encontramos la fascia muscular, aquella que envuelve todos los músculos.

En este artículo hablaremos de qué es la fascia muscular, su importancia para la salud y cómo podemos cuidarla para mantener su estado natural. 

¿QUÉ ES LA FASCIA MUSCULAR?

La fascia es un entramado de membranas que recubren cada órgano y tejido del cuerpo. 

La fascia muscular envuelve tanto los músculos de manera individual, separando unos de otros, como los grupos de músculos que intervienen en ciertos patrones de movimiento. Es como si fuera una segunda piel que interconecta y protege todos los músculos. 

La importancia de la fascia radica en que sirve de sostén en la transmisión de fuerzas que se producen en los diferentes músculos. Su elasticidad y capacidad de deformación y movimiento permite el control y absorción de tensiones, evita que los músculos se rocen y favorece su movilidad.

PROBLEMAS CON LA FASCIA

En su estado normal, la fascia se encuentra relajada y estirada. Sin embargo, diferentes causas como un traumatismo, una sobrecarga, posturas incorrectas o la falta de actividad, pueden hacer que la fascia aumente su rigidez y pierda flexibilidad.

Esto se debe a una incorrecta formación del colágeno durante la regeneración del tejido, en el cual las fibras de colágeno se entrecruzan en lugar de disponerse en paralelo.

Una de las afecciones típicas es el llamado síndrome de dolor miofascial (SDM) que presenta zonas con una acumulación de tensión llamadas puntos gatillo que al presionar irradian dolor al músculo y a otras partes del cuerpo. 

Se trata con fisioterapia y una de las herramientas son las terapias manuales como el masaje miofascial.

EL MASAJE MIOFASCIAL

Los masajes miofasciales buscan recuperar el equilibrio del cuerpo a través de la disminución de tensiones en la fascia, la red membranosa que conecta todo el cuerpo.

El masaje miofascial consiste en un tratamiento manual sobre la piel que tiene como objetivo soltar las tensiones del tejido fascial superficial (también llamado miofascial) para permitir que adopte su elasticidad natural.

Comúnmente, a estos masajes se les llama liberación miofascial, en los cuales el terapeuta actúa sobre los ejes de tensión para relajar la fascia o liberarla de esta tensión (de ahí el nombre) y restablecer el equilibrio.

En estos masajes se suelen emplear presiones, estiramientos, tracciones, punción seca y aplicación de frío. También es común el uso de rodillos de espuma (o foam roller), los cuales se han popularizado por la facilidad de emplearlos como herramienta de automasaje.

BENEFICIOS DEL MASAJE MIOFASCIAL EN EL DEPORTE

Los masajes miofasciales son ampliamente usados en el ámbito deportivo. 

Incrementa el rango articular durante cierto tiempo. Por este motivo es una interesante opción que se puede incluir durante el calentamiento.

Promueve la recuperación muscular post ejercicio debido a que favorece la irrigación sanguínea y con ello la oxigenación de los músculos. También puede atenuar el dolor producido por las agujetas (DOMS).

Al relajar la fascia, favorece el trabajo de flexibilidad y con ello la mejora de esta capacidad.

Provoca un estado de relajación corporal que ayuda a disminuir la activación y el estrés.

¿CÓMO PUEDES APLICARTE UN MASAJE MIOFASCIAL?

El tratamiento de un fisioterapeuta siempre será la mejor opción para actuar de forma eficaz sobre la fascia. Sin embargo, la realización de automasajes es una posibilidad que podemos implementar de manera sencilla.

Tan solo es necesario contar con una herramienta de superficie dura que permita un deslizamiento por las distintas partes del cuerpo. El rodillo de espuma se suele usar para aquellas zonas más grandes como piernas, o brazos. Diferentes tamaños de pelotas se utilizan para zonas más pequeñas como la mano, el pecho, los hombros y la cara. 

Debes aplicar presión con estos instrumentos sobre la zona que quieras masajear y deslizar de manera longitudinal o en círculos. Por ejemplo a lo largo de toda la zona posterior de una pierna (longitudinal) o por toda la palma de la mano (en círculos).

EN RESUMEN

Las fascias son un entramado de tejido conjuntivo que interconecta todas las estructuras de nuestro cuerpo.

Existen diferentes tipos de fascias, entre ellas la fascia muscular que rodea músculos y grupos musculares. Su función es sujetar, separar y permitir la movilidad.

Diversas causas pueden hacer que la fascia se tense y pierda su elasticidad natural.

Los masajes miofasciales o liberación miofascial son terapias manuales que buscan relajar la fascia muscular y producen varios beneficios:

  • Incremento del rango articular
  • Recuperación muscular
  • Mejora de la flexibilidad
  • Relajación corporal

Para aplicarte un masaje miofascial puedes acudir a un fisioterapeuta y darte automasajes con instrumentos como el rodillo de espuma.

¡Tu salud te lo agradecerá!


¿Te ha gustado el artículo? Únete a la tribu y estarás al día de nuestras publicaciones y descuentos especiales. ¡Ya somos más de 60.000!


¡Comparte este artículo, gracias!


La plus ancienne publication Publication la plus récente